Pensamientos de una mamá en el momento de irse a la cama…

Mamá a media jornada….

Hoy he pasado toda la tarde delante del ordenador. Hace mucho tiempo que no publico nada interesante en mi web ni en las redes sociales, y me he puesto a preparar entradas. Así que, a pesar de estar en casa, me siento mamá a media jornada ya que tanto mis hijos como papá saben que estoy trabajando.

Pero de repente me doy cuenta de que es la 1:30. Mañana me sonará el despertador a las 6:50 (para poder apagarlo un par de veces), y una vez más he olvidado cenar porque he pasado mucho tiempo en la cama con Gema y Leo para que se durmieran… Estoy cansada. Es hora de dormir.

Al pasar por el pasillo me ha hecho mucha gracia ver la “decoración”. Compré unos marcos de fotos en ikea que aún están apoyados en el suelo, y Leo ha metido a “Lisa” entre los cuadros. Me ha encantado… me ha encantado ver el suelo del salón lleno de coches de juguete y libretas de colorear. Este desorden es perfecto. Soy mamá, y esto forma parte de ese papel. Dentro de unos años no habrá juguetes en el suelo… quizá sean habitaciones llenas de montones de ropa, o de libros porque tienen que estudiar, o de salones perfectos pero puertas cerradas porque preferiran estar encerrados cada uno en su habitación. Ojalá que no sea así todo el tiempo que podamos. Pero, por si acaso, voy a disfrutar de “los enredos de mamá” porque en realidad… si a ellos no les molestan son nuestros enredos y no los suyos. ¿No creéis?

Llegará un día en el que ellos se irán de casa y echaremos de menos a Lisa, a Col, a Lua, Otto, Bimba, Roto, Rita, Rizos, Mati y millones de juguetes más como coches, muñecas, piezas de puzzles, libretas, rotuladores, cuentos…

Me acuesto feliz esta noche sabiendo que el salón está decorado por mis hijos, que Lisa vigila el pasillo y que tengo dos hijos maravillosos, sanos, y que aún son pequeños (y ojala se quedaran así) y que ellos son los que desordenan mi vida y con eso la hacen perfecta.

Me encanta ser mamá.

Buenas noches…

Cerrar menú